>  Oposiciones a la Administración de Justicia   >  Experiencias de otros opositores   >  Entrevista con una opositora de Justicia con plaza en Auxilio: método de estudio, cómo planificarse, preparadores…

oposiciones justiciaLa protagonista de la primera entrevista de mi blog, quiere identificarse con una frase que la define, «Cree en ti». Tiene 31 años, con estudios en Derecho y ha aprobado las oposiciones de Auxilio Judicial en Cataluña en la pasada convocatoria. A falta de unas semanas para incorporarse a su nuevo destino, hace unos meses que está como Gestora interina en Mallorca. Su sueño de conseguir una plaza en la Administración de Justicia se ha visto echo realidad tras años de estudio y varios intentos en pasadas convocatorias.

Para que todos nos situemos en tu historia, ¿cuándo comienza tu andadura en las oposiciones a Justicia y para qué Cuerpos empezaste a prepararte?

Mi andadura comienza por el 2012 cuando, por casualidad, me entero de la existencia de estas oposiciones. En aquel momento, ya tenía claro que el ejercicio de la abogacía no era lo mío y que quería un trabajo estable. Empecé por Auxilio y Tramitación porque la convocatoria estaba a las puertas y no había tiempo material suficiente para ver el temario de Gestión, aunque también me presenté (para aquel entonces me creía que iba a ser mucho menos duro sinceramente…) y me apunté a un preparador que sólo preparaba estos dos cuerpos.

Has tenido que compaginar estudios y trabajo prácticamente desde el principio y hasta que has aprobado, ¿cómo lo has hecho para que no te venciera el cansancio? ¿Mucha planificación?

El cansancio me ha vencido muchas veces… de hecho recuerdo más días de cansancio y abatimiento que otra cosa…la oposición no es un camino fácil y el estado anímico te cambia por momentos. ¿Planificación? Sí, mucha. Es lo que más me gustaba, planificar mi semana, me hacía un planing semanal donde estructuraba las horas de estudio, de comida, de trabajo, de deporte…. hasta el rato libre que dedicaba a llamar por teléfono. Pero ahí es donde jugaba su papel el cansancio y, muchas veces, no cumplía mis objetivos, pero lo intentaba e, incluso, me reservaba una tarde a la semana para recuperar todo aquello que se me había atrasado.

¿Algún método de estudio que te haya servido y que quieras compartir con nosotros?

Sí, lo veo fundamental. Tras suspender en la primera convocatoria y no preverse convocatoria próxima, decidí dejar el preparador, al fin y al cabo me mandaba la ley pura y dura, y construir mi propio temario. Tras meses de elaboración, conseguí esquematizar gran parte del temario  emplear miles de técnicas mnemotécnicas que me han ayudado a memorizar y repasar el temario en mucho menos tiempo. 

Imagino que habrás tenido que hacer muchos sacrificios personales durante estos 5 años, como renunciar a estar tiempo con amigos, familia, pareja ¿Cómo has conseguido mantener un equilibrio para no desatender a tus seres queridos y buscar tiempo para el ocio?

Mi familia me ha apoyado siempre y ha confiado en mí desde que empecé. Mi hermano me llama la «hormiguita»y mis padres siempre sabían que lo conseguiría; pero mi gran apoyo, el que ha vivido conmigo todas y cada una de las montañas rusas que he atravesado, y sin el cual esto no lo hubiera conseguido, es mi pareja. Él siempre ha tenido la paciencia y el consuelo que he necesitado y me ha transmitido todas sus fuerzas, ayudándome en cada caída y recordándome en cada momento el motivo por el cual empecé, y, si de algo estoy convencida, es que con su apoyo no hay obstáculos en mi camino. 

¿Equilibrio? Pues difícil, muy difícil. De hecho, he tenido que renunciar a muchas cosas: eventos familiares, quedadas con amigos, a mi vida social… y hacerme fuerte para que ello no me afectara más de lo normal.

En este camino te das cuenta de lo valioso que es el tiempo y debes saber elegir a quién dedicárselo porque, a veces, sin darnos cuenta, le dedicamos demasiado tiempo a personas equivocadas. Si algo bueno tiene opositar, es que te hace ver quienes son los amigos de verdad.

Durante tu preparación de las oposiciones, has acudido a varios preparadores, ¿recomiendas un preparador también para Tramitación y Auxilio?

En cuanto al preparador, creo que es necesario sobre todo para implantarte unas pautas a seguir en cuanto al ritmo de estudio, mantenerte informado de las reformas legislativas y, sobretodo, para mantenerte en contacto con gente que está en la misma situación que tú.

Yo creo que lo que más echa a la gente para atrás de los preparadores son el precio (normalmente más elevado que las academias) y el hecho de encontrar a una persona de confianza, ¿algún consejo para buscar a un buen preparador?

El dilema del preparador… Yo es que soy muy exigente y, a pesar, de que he conocido a varios preparadores siempre les he sacado algún defecto: poca personalización con demasiados alumnos en las clases, muy caros, no preparan todas las pruebas…

En fin, lo mejor es acudir a un preparador que ya sea funcionario de justicia que, cuanto menos, sabrá lo duro que es opositar y tendrá más empatía que cualquier otro y, sobretodo, una preparación más personalizada. Cada persona es un mundo y todo el mundo no puede llevar el mismo ritmo de estudio.

Por último, sabemos que acabas de abrir una cuenta en Instagram con el objetivo de mostrar tus siguientes pasos. ¿Cuáles son tus objetivos ahora que ya eres funcionaria?

Tengo dos nuevos retos ahora mismo marcados. El primero es promocionar cuanto antes, seguiré mis andaduras como opositora tanto por promoción interna como por libre, por ello decidí abrir esta cuenta, con el objetivo de motivar a los que como yo, luchan por sus sueños.

Durante mucho tiempo me imaginaba cómo sería trabajar en un Juzgado, soñaba con formar parte de él y, ahora que lo he conseguido, me gustaría retransmitir lo que se siente y lo que hay desde dentro. Creo que es la mayor motivación que puedo ofrecer a opositores que día tras día luchan por conseguir esa plaza y que acuden a las redes sociales para buscar esa luz de motivación que les haga seguir luchando y no tirar la toalla. Creo que es importante ver a gente que ha estado en tu misma situación y que han recibido su recompensa, porque llega, créeme que todo llega.

Y mi segundo objetivo es poder formar a otros opositores. Me gustaría, algún día, tener un grupito de alumnos a los que poderles ofrecer todo lo indispensable para afrontar esta oposición: técnicas de estudio y de memorización, tests, leyes actualizadas… y poderles dedicar el tiempo y apoyo necesario para que esta andadura les sea más fácil y tengan la tranquilidad de saber de que van por el camino correcto.

Podéis seguir a esta nueva funcionaria de Justicia en Instagram en la cuenta «opos.justicia.nuevo.reto» y a mí, como siempre, Instagram (el_blog_de_patricia_israel) y también en mi página de Facebook 

¡Feliz estudio a todos!

P

 

Comentarios:

  • carmen

    8 febrero 2017

    gran entrevista. Esos son los puntos fuertes para aprobar una oposición.
    gracias por animarnos por medio del blog. Magnífico!!!

  • creoyo

    18 febrero 2017

    Lo que no se debería de normalizar, dentro de una sociedad civilizada y desarrollada, es que una persona gaste gran parte de su vida en aspirar a ese «sueño» (por lo que supone un sueldo fijo en España) y decir que «es una maravilla, que merece la pena el camino luchado, que hay que motivar a otra gente, que hay que LUCHAR (otra vez) por tu SUEÑO (¿qué puto sueño?)…», etc. sabiendo que por LEY y MATEMATICAS, la gran mayoria, no lo van a conseguir. Porque así de triste es la famosa ratio: muy pocos tienen hueco en el pajar. Todo para ser administrativo y ganar 1000€ a mes, sí, los que hoy en día pocos pillan, pero que es eso, un sueldo y un trabajo feo, lleno de gente que apesta y que no tienen ni idea de lo que es la vida real, porque entre otras cosas, ni la han olido. En casi el resto del planeta se trabaja de administrativo con contrato permanente y no pasa absolutamente nada, lo mismo que si trabajaras en un supermercado. Abramos las mentes y no sobrevaloremos el humo. La culpa no es de los ciudadanos, es de que las oposiciones en tiempos de crisis ni deberian existir. Solo supone reto, compromiso y competitividad entre ciudadanos, que van al degüello entre ellos mismos por poder chupar de la teta (madre mía, ¡qué sueño!) Es triste.

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.