>  Oposiciones   >  Motivación Oposiciones   >  ¿Dónde buscar la motivación para continuar?
donde buscar la motivación para continuar

Cuando comenzamos un camino tan desconocido como la oposición, lo primero que buscamos es una preparación académica para estudiar los temas. Nuestra mente de estudiante universitario o simplemente, las creencias que siempre nos han acompañado, nos hacen pensar que aprobaremos si memorizamos un buen temario y tenemos una academia que nos guíe. ¿Por qué entonces, no aprueban todos los alumnos de una misma academia: si tienen los temas bien explicados por un mismo profesor? Y en otro caso, ¿por qué no todas las personas que estudian X horas con unas mismas circunstancias, consiguen aprobar en X tiempo?

Si acabáis de aterrizar en el mundo del opositor, aún no os habréis hechos estas preguntas pero si lleváis tiempo en este camino, estoy segura que entendéis que la clave del aprobado no está sólo en una buena preparación académica. 

Darnos cuenta de esto nos suele llevar meses de la oposición o quizás, años. Es cuando las circunstancias nos ponen al límite y empezamos a sentir la falta de motivación por continuar. Te estoy hablando de no poder concentrarte en el estudio, de vivir la oposición como una rutina que ya no tiene sentido porque dejas de ver el aprobado como algo posible.

 

¿Qué nos falta cuando hemos invertido en una buena academia?

¿Dónde buscar la motivación para continuar?

 

Te lo voy a desvelar antes de comenzar a leer el resto del texto: la clave eres tú.

 

Cuídate, nadie lo hará por ti

 

Te voy a contar una breve fábula.

Hace mucho tiempo un joven llegó a un campo de leñadores con el propósito de obtener trabajo. Allí había muchos aspirantes esperando su turno. Vista la demanda, el capataz del aserradero propuso una competición entre los candidatos; contrataría al que más troncos tallase en lo que duraba la jornada.

Muchos de los allí presentes lo vieron injusto, eran bastantes candidatos y no estaban dispuestos a trabajar gratis, así que se fueron. Al final se quedó el joven, alto y fuerte, y otro aspirantes mucho mayor que él. Cada uno de ellos se colocó en una sección del bosque y comenzaron las pruebas.

El leñador joven, consciente de su superioridad física, trabajaba sin descanso. A cada hora que pasaba estaba más y más confiado de que aventajaba a su contrincante. Tanta seguridad debía a que cada cierto tiempo, escuchaba que, en el otro lado del bosque, el ruido del hacha del otro aspirante se detenía. Creía que el leñador más viejo se tomaba un respiro y sonreía aliviado.

El día llegó a su fin y se comunicaron los resultados. El joven leñador no podía creerse que había perdido. “¿Cómo lo has logrado?”- le preguntó al hombre mayor- He oído que repetidamente tomabas descansos, y yo sin embargo no he dejado de trabajar durante toda la jornada”.

El leñador más viejo le respondió con una sonrisa: “Muy fácil joven. Cada hora hago una pausa para descansar y afilar el hacha“.

 

Con esta historia lo que quiero es hacerte consciente de que hay que conocerse así mismo durante la oposición. Debemos hacernos conscientes de lo que necesitamos a nivel emocional. Durante el camino del opositor, debemos cambiar nuestras prioridades y rutinas pero seguimos sintiendo. Recuerda: somos opositores, no máquinas. Aquí no hay fórmulas matemáticas para aprobar, tenemos que ir más allá y conocer nuestro interior.

 

El viaje interior hacia la motivación

 

Entonces, ¿dónde buscar la motivación para continuar? No busquemos las soluciones de lo que nos pasa fuera, cuando tenemos un mundo interior sin explorar. Culpar al universo de lo que nos pasa, sólo nos va a hacer entrar en un bucle de quejas y frustración. ¿Y para qué nos sirve toda esa negatividad? Te lo diré: para hacernos cada vez más inseguros. Recuerda: si no crees que eres capaz de conseguirlo, no lo serás.

¿A cuántos opositores conoces que sólo hablan de lo injusto del sistema y de la administración? ¿No crees que perdemos demasiada energía en frustrarnos con aquello que no está en nuestra mano?

¿Y si utilizáramos toda esa rabia en otra dirección?

Cuando les planteo a algunos opositores, que deben conocerse a sí mismos para saber realmente lo que necesitan para avanzar, su respuesta es de una cierta “pereza”. Es como si me dices que no tienes tiempo para echar gasolina porque estás ocupado conduciendo. ¿No pararías para repostar? ¿Por qué entonces, hasta que no llegamos al límite en la oposición, no somos conscientes de que la respuesta no está en seguir conduciendo?

 

¿Cómo aprender a afilar el hacha para continuar?

 

Tengo claro que la oposición me ha aportado un aprendizaje más allá del temario de leyes que me tuve que memorizar para aprobar. Ése aprendizaje es el que me llevo para el resto de mi vida porque, con el aprobado no acaba todo. En tu nueva vida como funcionaria, tienes que afrontar otros retos.

Como sabrás, la vida te seguirá poniendo obstáculos y la mayoría no podemos elegirlos. Lo que sí podemos elegir es cómo gestionarlos. Ya te hablé la semana pasada de algunos “cómos” en este blog. ¿Leíste el post sobre Cómo ganar autoconfianza y mantener la motivación en el camino hacia el aprobado? Ahí tienes algunas tareas por las que comenzar pero sé que no es fácil abordarlas en soledad.

Por eso, en esta nueva web, quiero ofrecerte mi apoyo profesional y personal junto con el de otros compañeros opositores en tu misma situación. Las tutorías “Creo, puedo, apruebo” ya han abierto sus puertas para todos los que sabéis de la importancia de mirar hacia dentro para conseguir la plaza. Vamos a afilar el hacha juntos cada semana. Porque tú sabes lo importante que es sentirse acompañado y comprendido en esta etapa de tu vida.

Sé que no es fácil parar aún sabiendo de la importancia de hacerlo. Créeme, yo era de las opositoras que creía que memorizando el temario y sentándome durante horas, tendría más posibilidades de conseguir la plaza. Pero mi cuerpo y mi mente me demostraron lo equivocada que estaba. Yo conseguí, con esfuerzo y constancia, indagar en mis propias claves para mantener la motivación hasta el final. Ahora, quiero mostrarte cómo lo puedes hacer tú.

 

Porque cada uno tiene una forma de afilar el hacha, lo esencial, es que dediques un tiempo a hacerlo.

 

Y si quieres empezar a afilar este hacha, en mi canal de YouTube tienes un vídeo para que empieces a valorar lo afortunado que eres como opositor

Tutorías de motivación para opositores

 

Ya tenéis abierta la lista de espera para la próxima edición de las tutorías de motivación “Creo, Puedo, Apruebo”. La edición de otoño 2020 ¡ha sido todo un éxito! En pocos días se agotaron las plazas de todos los grupos de otoño por ello, ¡no dejes de apuntarte de forma gratuita a la lista de espera para poder acceder primero a las plazas de enero-febrero! ¡Habrá un único grupo semanal! 😊

 

 

tutorias grupales para opositores

 

Comentarios:

  • Ángela

    25 septiembre 2020

    Mañana es el examen de agente de Hacienda y me presento, empecé con justicia y estoy aún esperando los exámenes de auxilio, pero debo agradecer tu motivación constante eres muy valiosa y aunque aveces siento que no llegare se que voy en camino de mi plaza
    Gracias por tiempo de luz

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.