>  Oposiciones   >  Consejos y técnicas de estudio   >  Estudiar oposiciones sin carrera universitaria ¿es posible?

Cada año, cientos de personas deciden informarse sobre la variedad de oposiciones que hay en España pero, a menudo, se formulan una pregunta: estudiar oposiciones sin carrera universitaria ¿es posible?

En este post, analizo las principales desventajas que puede conllevar no tener ciertos estudios superiores aunque ya os adelanto que:

“no importa de dónde vengas, sino a dónde vas”.

¿Qué desventajas puedo encontrar en el estudio de la oposición sin carrera universitaria?

Primer reto: rutina de estudio

Tu principal reto será encontrar un hábito de rutina de estudio. Puede que en tus estudios anteriores, no hayas tenido que dedicar tantas horas al estudio. Además, es normal que te resulte complicado ser constante, especialmente, las primeras semanas.

Tanto para alcanzar el hábito de estudio como para ser constante, no hay fórmulas mágicas. Debes ser tú el que te propongas alcanzar tu objetivo y que te comprometas con tu meta.

Poco a poco, irás consiguiendo permanecer más horas concentrado y sin levantarte de la silla. Eso sí, para llegar a ello, sólo te queda practicar cada día y no rendirte.

Consejo: Elegir bien la oposición

Cuando hablamos de oposiciones en general, nos referimos a un gran abanico de posibilidades. No es lo mismo una oposición de tipo A1 que una de C2. Dependiendo de tus estudios, así podrás acceder a unas o a otras, por ello, es necesario que revises bien las bases de las convocatorias para ver los requisitos de acceso.

Una vez hecha la primera criba, ahora te quedarán muchas oposiciones con funciones y ministerios diferentes. Revisa bien los temarios, los exámenes a los que tienes que presentarte, las plazas que suelen publicarse y el puesto de trabajo.

Elegir de forma precipitada una oposición, te puede hacer perder tiempo y dinero. Haz un buen estudio de las opciones que tienes disponibles y toma la decisión.

“No he estudiado nunca tantos temas a la vez”

Piensas que un universitario puede estar acostumbrado de estudiar un volumen de temas como el de la oposición ¡¡ERROR!! En las carreras universitarias, se suelen hacer exámenes parciales de temas y se evalúan otros factores como la asistencia o entrega de trabajos.

Esto quiere decir, que ni siquiera un universitario está acostumbrado a memorizar tantos temas y a jugárselo todo en un examen. Las normas de evaluación a las que se enfrenta durante sus años de estudios superiores, poco tienen que ver con las oposiciones.

Por ello, convéncete de que estás más en igualdad de condiciones de lo que pensabas. Estudiar y recordad tantos temas para un único examen, es un reto enorme tanto para ti, como para un ex-universitario.

Tu mayor enemigo no son los demás, sino tú mismo

El principal obstáculo eres tú mismo y tu inseguridad. No debes ver tus estudios anteriores o, la falta de ellos, como algo que te perjudique.

Tienes que plantearte la oposición desde la siguiente visión: todos los opositores tienen las mismas posibilidades de aprobar.

Todas las personas tienen capacidades suficientes para estudiar un temario de una oposición. En algunas ocasiones, hará falta más tiempo, sacrificio y esfuerzo que en otras, pero son ingredientes que tienes en tu mano para conseguirlo.

Puede que te haga falta mayor apoyo de un preparador o una academia, que a otros opositores. Puede ser que te cueste más adquirir el hábito de estudio o hacer esquemas. Pero nadie ha nacido con estas habilidades. Todos los estudiantes las han ido adquiriendo a lo largo de su vida. Por eso, si no las tienes, debes considerar la oposición como tu oportunidad para mejorar en ello.

Los consejos de este post son aplicables a todo tipo de oposiciones, por ello, son muy generales. Obviamente, en determinadas oposiciones, sí que será una ventaja tener estudios sobre un determinado tema.

Pese a ello, el mensaje que te quiero dejar con estas líneas, es que todo el mundo es capaz de opositar, si se lo propone con compromiso y trabajo duro.

Si necesitáis consejos para empezar a opositar y motivación para vuestra rutina diaria, no os podéis perder mi cuenta de Instagram ¡Nuevo contenido motivacional sólo para opositores cada día! Os espero 🙂

Comentarios:

  • JAVIER

    14 junio 2020

    Buenas Tardes.
    Interesante artículo, que mueve a la reflexión. En mi opinión, las Oposiciones a Justicia son más complicadas de lo que a priori pueden parecer. Cómo Patricia indicaba en un post anterior, para Auxilio, dada la dificultad del temario, habría que pedir Bachillerato y no Graduado. Una vez te acostumbras al lenguaje jurídico (que tiene su “miga”), es cierto que no es “necesaria” una titulación universitaria, pero yo entiendo que una carrera te da una disciplina de estudio superior que una titulación inferior, y esa disciplina es necesaria. ¿Hay otras personas que sin tenerla pueden lograrla? Sin duda, pero hay que ser consciente, y mucha gente no lo es, de que esto no es fácil. Hay gente que se mete y dice: Auxilio= Graduado….Esto es fácil, sin tener en cuenta que en una oposición entran otros factores….Que se actualiza el material, hay gestionar la ansiedad, tener un entorne que te apoye….Y un factor importantísimo: ser consciente que la gente que se presenta Gestión, también lo hace a Tramitación y a Auxilio, igual que los de Tramitación lo hacen a Auxilio, con lo cual el nivel es brutal, tienes que controlar el 100% de la materia. Si hay alguien que se presentase a la convocatoria del 2015 que recuerde como fue la cosa.

    • 15 junio 2020

      Gracias por compartir tu opinión y tu reflexión, Javier.

      Un saludo!

      Patricia Israel

  • Impugnat0R

    16 junio 2020

    Siendo concurso-oposición ahora en Justicia es fundamental tener la carrera o el grado. Son 12 o 10 puntos que te llevas por delante.

    Que alguién sin carrera quiera preparar estas oposiciones? Pues adelante, pero debe de saber que tendrá que competir contra licenciados y graduados en derecho.

    Luego ya decir una cosa, hace 15 años no, pero hoy día dada la competencia que hay es más difícil aprobar una oposición (aunque sea Auxilio) que sacarse la carrera.

    En la carrera se aprueba con un 5 y no sólo son exámenes pues se pueden evaluar casos prácticos, trabajos, asistencia, etc.

    En la oposición hay que ir a sacar un 10 para luego quedarse en un 8 y rezar por tener plaza.

    Así es como yo lo veo.

    Saludos,
    Impugnat0R

  • Javier

    16 junio 2020

    De nada Patricia.
    Gracias a ti por tener un blog así.
    Javier

  • 26 junio 2020

    Pues la verdad es que me ha gustado mucho tu post ya que yo no tengo carrera, aunque no descarto el terminarla, pero me ha servido para saber que puedo opositar.

    • 28 junio 2020

      Buenas tardes,

      Me alegro mucho que te haya podido servir para decidir sobre la oposición.

      Un saludo!

      Patricia Israel

  • 11 septiembre 2020

    ¡Todo es posible! Lo importante es la perseverancia y no perder la cabeza.

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.