>  Oposiciones   >  Motivación Oposiciones   >  Cómo superar el perfeccionismo en la oposición
superar el perfeccionismo en la oposición

¿Sientes que nunca te sabes ese tema lo suficientemente bien? ¿Piensas que hay esquemas mejores que los tuyos?

¿No sabes cómo mejorar tu planificación de estudio? ¿Y si te digo que la clave está en dejar de buscar la perfección?

El perfeccionismo puede ayudarnos a superarnos o bloquearnos durante la oposición. Por ello, hoy te doy algunas claves que te ayudarán a saber cómo superar el perfeccionismo en la oposición.

 

1. Estas haciendo las cosas tan bien como necesitas hacerlas en este momento.

Vuelve a leer esta idea las veces que haga falta. Apúntala (yo la tengo escrita al inicio de mi agenda), memorízala y conviértela en tu lema. 

Si eres una persona perfeccionista, seguramente, considerarás que todas las tareas que haces a diario en tu estudio, son mejorables. Y tienes razón. Mi idea no es que te conformes y no avances, sino que ACEPTES que lo estás haciendo bien.

En este momento en el que estás leyendo este post, tienes una experiencia y unas habilidades concretas. Hoy eres un opositor más experto que ayer y menos que mañana. Todos tus errores y aciertos en el estudio de la oposición, te han llevado a ser quien eres en el presente. Y la mochila que has ido llenando durante esta etapa de la oposición, es la que te hace actuar de esta forma.

Piensa que estás dando lo mejor de ti mismo en la oposición de acuerdo a tu tiempo disponible y a tu camino recorrido hasta aquí. Reconócete este mérito y acepta que no todo tiene que estar perfecto hoy, porque tu progresión y tu camino no ha terminado.

Hoy no eres tu mejor versión como opositor, AÚN.

 

2. No tengo que saber cómo opositar

Ninguna persona ha nacido sabiendo estudiar una oposición.

Puede que algunos opositores hayan adquirido ciertos conocimientos en la materia pero ya sabemos que el contenido teórico no es el único elemento para aprobar.

Todas las habilidades que necesitamos desarrollar como opositores (saber hacer esquemas, resumir, organizar el estudio, memorizar con eficacia, concentrarse) no son innatas y tenemos que trabajarlas con fuerza de voluntad. No hay fórmulas mágicas ni atajos. Si llevas tiempo estudiando una oposición, habrás comprobado que para ser buen opositor necesitas tres ingredientes: ilusión, esfuerzo y constancia (el lema de mi blog).

Reconoce tus debilidades y tus puntos a mejorar en el estudio de la oposición. Si crees que ya haces todo perfecto, no avanzarás. Céntrate en los factores que debes trabajar con más hincapié para seguir avanzando hacia esa perfección que buscas.

 

3. No has fallado, simplemente aún no estás preparado

Cuando tu nivel de exigencia y perfeccionismo es muy alto, la caída es aún peor. Es complicado reponerse de lo que llamamos un fracaso cuando has apostado tan alto.

Piensa que fallar no te define como opositor. Un suspenso o una decepción sólo dice que ti que aún no estás preparado para superar ese reto. Ahora mismo, no tienes la experiencia necesaria para aprobar o para alcanzar ese objetivo. Eso no quiere decir que no sirvas para ello o que nunca vayas a estar preparado para conseguirlo.

¿Te gustaría ir más rápido y haberlo conseguido ya? Lo siento, hemos dicho que no hay fórmulas mágicas ni atajos… aquí sólo vale la ilusión, esfuerzo y constancia ¿recuerdas?

 

4. Lo estoy haciendo bien y punto

Si aún no te lo has dicho, te lo digo yo: “Lo estás haciendo bien”. Olvídate de “cómo podrías haberlo hecho si”, de “cómo lo está haciendo tu compañero” o de “cómo lo podrás hacer mañana”. Hoy quiero que te reconozcas que lo estás haciendo bien y punto.

Repite la primera idea de este post: hoy estás haciendo las cosas tan bien de acuerdo a tus habilidades y tu experiencia en el presente. Reconócete tu esfuerzo y todo lo que has recorrido hasta aquí. 

Está bien establecerse metas y querer perfeccionar tus tareas pero que esa exigencia no nuble en lo que YA te has convertido y en todo lo que has evolucionado como opositor.

 

5. Céntrate en lo que haces bien

¿Qué te va a llevar a la perfección? Sé consciente de que el listón de lo que consideras “perfecto” lo estableces tú. Así que focaliza en todas las tareas que se te dan bien y que te sirvan como motivación para mejorar tus debilidades.

Evita castigarte cuando no te salgan las cosas como las habías planeado. Reconócete lo lejos que has llegado hasta aquí y que mirar atrás sólo te sirva para hacer autocrítica y seguir avanzando.

Ya tienes muchas habilidades y capacidades como opositor, que has ido ganando con el tiempo. Si has llegado hasta aquí ¿por qué no vas a poder seguir adelante? 

Recuerda, los límites de la perfección los estableces tú. Que te sirvan para motivarte y superarte a ti mismo, no para bloquearte.

 

 

Si te quieres poner en práctica estas ideas, el próximo viernes 26 de febrero enviaré un correo electrónico a los miembros de mi newsletter, con un ejercicio muy potente que te permitirá mejorar como opositor.

Si ya estás suscrito a mi newsletter, no es necesario que hagas nada más y si todavía no lo has hecho ¡tardas 10 segundos y en totalmente gratuita! Basta con que dejes tu dirección de correo electrónico a continuación. 🙂 Estoy segura que esta actividad que he preparado exclusivamente para vosotros, será un recurso de motivación que os ayudará a superar el perfeccionismo que bloquea al opositor en muchas ocasiones.

 

¡Apúntate antes del viernes si quieres recibirlo GRATIS!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios:

  • Moneiba

    3 marzo 2021

    Es motivante el blog de patricia israel. Ayuda mucho.

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.