>  Oposiciones   >  Consejos y técnicas de estudio   >  ¿Por qué no me concentro?
por qué no me concentro

Cuando somos opositores, queremos ser lo más productivo posibles con nuestro tiempo disponible. Por eso, la frustración nos asalta cuando nos falta la concentración en el estudio. ¿Por qué no me concentro? ¡Cuántas veces nos hemos preguntado esto!

Te pongo en situación: tenemos poco tiempo para estudiar un determinado contenido. Preparamos el material, el espacio y parece que la tarde va a ir rodada. Aparentemente, has preparado todo lo que está en tu mano para que las horas sean productivas con tu estudio de la oposición. Sin embargo, tu mente empieza a hilar pensamientos. Parece que tienes que resolver mil cuestiones, recuerdos de esa mañana te invaden, recuerdas el Whatsapp que te enviaron y no puede esperar… Cuando te das cuenta, no has empezado ni a leer el comienzo de la página que tienes delante.

¿Cuánto tiempo ha pasado? ¿Cuántos minutos llevo sentado pensando en mil cosas? ¿Por qué no me concentro?

 

O estás concentrado o estás distraído

Esta reflexión que parece muy obvia, no la integramos con demasiada frecuencia a nuestras rutinas. ¿Quién no ha intentado hacer varias tareas a la vez? ¿Estás sólo viendo una serie o estás consultando el móvil? ¿Cuántas ventanas de tu ordenador tienes abiertas?

Las personas nos engañamos pretendiendo concentrarnos en varias tareas a la vez, cuando nuestra mente no está preparada para ello. Actuamos de esta forma, porque creemos que vamos a ser más rápidos en la ejecución, y es todo lo contrario.

Nuestra mente está programada para estar con su atención puesta en una sola tarea. Si, en algún momento, consigues ocuparte de más de un asunto, corres el riesgo de cometer errores y pasar detalles por alto. Es decir, si focalizas en varias tareas, no estarás dando el 100% de tu atención en ninguna de ellas.

 

Para la oposición, necesitas tu concentración al máximo nivel

Hemos hablado en varias ocasiones, que no nacemos sabiendo opositar. Cuando empiezas una oposición, te das cuenta de que la mayoría de tus hábitos de estudio y tus métodos, los tienes que adaptar a un temario mucho más extenso y a pruebas selectivas específicas. Por eso, la oposición nos resulta un reto enorme puesto que debemos aprender a opositar.

Para continuar con este aprendizaje, anota otra reflexión: «Vas a necesitar el 100% de tu concentración para poder opositar con éxito».

Si estabas acostumbrado a simultanear tu estudio con otras actividades, ¡olvídate! Memorizar un temario como el de una oposición, no te va a permitir continuar con este hábito.

Necesitas estar concentrado completamente en los contenidos de la oposición. Deberás seguir una serie de pasos hasta comprender el temario y ser capaz de defenderlo en un examen. Tu rapidez en el aprendizaje va a ser proporcional a tu capacidad para focalizarte durante horas en el material de estudio.

No quiero asustarte, ya has conseguido llegar a ese nivel de concentración en otras ocasiones pero ¿cuánto tiempo has sido capaz de mantenerlo?

 

 

¿Qué provoca que no pueda mantener la concentración?

Si pudiéramos elegir, todos querríamos estar concentrados el mayor tiempo posible sin distracciones. De esta forma, avanzarías en el estudio con rapidez y eficacia. Por esta razón, debes analizar qué es lo que nos provoca que no podamos focalizarnos durante horas en nuestro temario de la oposición.

¿Por qué no me concentro? En este momento es cuando te presento a los enemigos de la concentración. Ya hablamos de los 7 enemigos de tu productividad anteriormente y tu mente es uno de los que más condicionan tu estudio.

Si crees que estos enemigos sólo están condicionados por circunstancias externas, te equivocas. ¿Por qué hay días que estás más concentrados que otros? ¿Qué parte depende de mí y qué parte depende de mi entorno?

 

Los que me leéis desde hace años, sabéis que creo que la mente controla completamente nuestra capacidad para lograr objetivos. A todos los opositores les ocurren sucesos buenos y malos durante este camino pero no todos saben gestionarlos de la misma forma. Por ello, es tan esencial saber el cómo actuar ante ciertas situaciones.

 

Mantener la concentración en el estudio de la oposición es el objetivo de todo opositor. En los próximos meses, llegarán enemigos que quieran interrumpir ese estado focalizado en el temario. La mayoría de esos enemigos no podremos evitarlos (otros sí). Así que las dos claves que quiero que tengas claras por ahora son:

  • Vamos a evitar a los enemigos de la concentración que podamos
  • Vamos a aprender a afrontar a los enemigos de la concentración que no podamos evitar

 

 

Enemigos de la concentración

La próxima semana seguiremos profundizando en los enemigos de la concentración con una nueva publicación en mi blog. Además, ¡mi curso online OPOFOCUS, concentración para opositar está a punto de ser vuestro!

 

Como has podido leer en estas líneas, es fundamental que aprendas a mantener la concentración en el estudio. Es inevitable que necesites ayuda sobre este tema y no puedo contarte todas las técnicas en un blog. Por eso, hace más de un año que comencé a elaborar, OPOFOCUS, concentración para opositar.

A través de 4 bloques de contenidos, 12 lecciones, vídeos, diapositivas y ejercicios prácticos, aprenderás las herramientas que necesitas para mantenerte concentrado en el estudio de la oposición. Será un curso online con acceso ilimitado, el cual tendrás disponible en mi web patriciaisrael.es en unos días. ¡No te preocupes si no tienes Instagram! Si estás suscrito a mi newsletter, permanecerás informado de todos los detalles.

¡Te espero la próxima semana!

 

📲 ¿No estás suscrito a mi newsletter GRATUITA?

¡No sabes lo que te estás perdiendo cada semana!

Contenido gratuito exclusivo que no puedes encontrar en ningún otro sitio.

Y por supuesto, nos vemos en mi perfil de Instagram 🙂 donde comparto información diaria de las oposiciones y consejos para mantener la motivación.

 

¡Suscríbete aquí!👇🏻